Tipos de aerotermia y la mejor opción para ti

Existen varios tipos de aerotermia que se pueden instalar en una vivienda o negocio. Elegir la adecuada para cada usuario depende de cuestiones como la ubicación y tipo de vivienda, si ya se dispone de un emisor y de qué tipo o si ya se dispone de una fuente de energía verde y cuál es, entre otros.

Conoce los tipos de aerotermia y sus claves

Los tipos de aerotermia se pueden clasificar de diferentes modos. Los más comunes son: según el tipo de instalación, según el tipo de bomba aerotérmica o en función del tipo de unidad exterior instalada.

Para que te resulte más sencillo identificar qué tipo de aerotermia es la mejor opción para ti, aquí vas a encontrar los más frecuentes con sus ventajas más destacadas y si presentan alguna desventaja respecto a los demás. De este modo te resultará muy fácil descubrir la opción más conveniente y beneficiosa para tu casa. Si necesitas asesoramiento personalizado y profesionales para su instalación contacta con tu empresa de climatización instalacionestermicasmadrid.es.

Aerotermia aire-aire

Es uno de los tipos de aerotermia más instalados. En este caso el intercambio térmico tiene lugar en el aire ambiental. Ya sea para calefacción, tomando aire del ambiente para calentar la vivienda o local, ya sea para refrescar el espacio tomando calor del interior y expulsándolo fuera mediante una bomba reversible.

Esta es una buena opción para ti si te interesa disponer de calefacción y aire acondicionado, eligiendo en cada época del año lo que te conviene. Es una energía sostenible, barata y de bajo consumo.

Aerotermia aire-agua para ACS y calefacción

En este tipo de aerotermia el calor cedido en el condensador pasa al agua a través de un intercambiador y permanece en el acumulador unas horas antes de enfriarse.

Esa agua es ACS, es decir, agua caliente sanitaria, que se puede utilizar en los grifos de la vivienda: ducha, fregadero, lavabo… Pero esa agua también se puede usar para proporcionar calefacción a la vivienda mediante radiadores o suelo radiante. Más adelante en este artículo verás los dos tipos por separado para que te resulte más sencillo conocer sus características y ventajas.

Su mayor ventaja es que con un solo equipo puedes disponer de calefacción, de aire acondicionado y de agua caliente sanitaria en tu vivienda o local. Es un sistema limpio y de bajo consumo que permite un gran ahorro para todo tipo de vivienda y para mantener el confort a lo largo de todo el año.

Aerotermia aire agua para ventiloconvector fan coil o suelo refrescante

En el caso de este tipo de aerotermia aire-agua, el intercambio de calor tiene lugar en un circuito de agua, a diferencia del anterior. En este circuito el agua se enfría para así refrescar el ambiente en el interior de la vivienda o local mediante dos posibles sistemas: un ventiloconvector, también conocido como fan coil, o mediante suelo refrescante.

Es un tipo de aerotermia adecuada para quienes ya disponen de una instalación de calor y quieren una instalación de bajo consumo para refrescar la casa en los meses de calor ambiental.

¿Y cuál de las dos opciones es más adecuada para ti?

Si vas a hacer obra o se trata de una vivienda de nueva construcción, el suelo refrescante es una posibilidad interesante. Permite una magnífica distribución del frescor por toda la vivienda y no ocupa espacio aprovechable dentro.

Pero si quieres que sea una instalación más rápida y sencilla y también más barata, lo ideal es el fan coil. Además, permite regular la temperatura ambiental por zonas con termostatos individuales para cada estancia. Y eso mejora el confort interior, ya que permite una adaptación personalizada de la temperatura de cada estancia a las necesidades o gustos de sus usuarios.

Aerotermia con suelo radiante o suelo refrescante

El agua caliente o el agua fría generada por la aerotermia se distribuye mediante tuberías ubicadas en el subsuelo. Es cómodo y su principal ventaja es que no es visible. No interfiere con la decoración o la optimización del espacio interior.

Aerotermia con radiadores

Existen distintos tipos de radiadores para instalaciones de aerotermia. Los más comunes son los de baja temperatura, los de alta temperatura y los de aluminio. Una de sus ventajas es la reducción de la humedad. También son destacables su buen rendimiento y su bajo mantenimiento.

Aerotermia con placas solares

Es la combinación rentable de energía solar y aerotermia. Permite un mayor ahorro y una más rápida amortización de la inversión, y es apto para viviendas no conectadas a la red general. Puedes aplicarlo, por ejemplo, en la aerotermia con radiadores.

Como ves, tienes diferentes opciones para disfrutar de este sistema en tu hogar y aprovechar las ventajas de una energía limpia, ¡contacta con nosotros sin compromiso si tienes más dudas!