Instalaciones térmicas, qué son y tipos

Las instalaciones térmicas en hogares y empresas son claves para la calidad de vida de sus moradores, trabajadores o usuarios. De su elección depende en buena medida el gasto energético de un hogar o una empresa. Pero, ¿sabes qué son y qué tipos existen? Si sientes curiosidad, aquí vas a tener la respuesta a tus dudas. 

¿Qué son las instalaciones térmicas?

Se denomina instalación térmica a toda instalación fija en la que tiene lugar intercambio de energía para la climatización y de producción de agua caliente sanitaria. Su finalidad es la de proporcionar, según la demanda del propio usuario, un óptimo bienestar térmico ambiental y agua a la temperatura adecuada para la higiene de las personas de forma segura.

La instalación térmica a través del intercambio de energía permite el funcionamiento del sistema de calefacción, refrigeración y ventilación instalado en el lugar, así como el calentamiento o enfriamiento del ACS. 

Tipos de instalaciones térmicas

Las instalaciones térmicas se pueden clasificar de diferentes modos, ya sea por el sistema empleado para generar la energía, por su tamaño, o el tipo de espacios a los que ofrece servicio.

Vamos a centrarnos en el que suele ocupar al consumidor, que es el modo de obtención de la energía para el funcionamiento de la instalación térmica. Las tres más relevantes por su generación de energía sostenible y económica son las solares, las aerotérmicas y las geotérmicas. 

Instalaciones térmicas solares

Es una forma económica y sostenible de generación de energía para climatización, calefacción y agua caliente sanitaria. Si te interesan las instalaciones térmicas que te ayudan a ahorrar dinero a lo largo de toda su vida útil y a mejorar el confort con un casi nulo impacto medioambiental, es una opción adecuada para ti. 

Explicado de forma básica y fácilmente comprensible, la instalación obtiene energía del sol que se transforma en eléctrica para generar climatización, generalmente aire acondicionado. También calefacción, que puede ser por un sistema de suelo radiante, por un sistema de radiadores u otros. También se obtiene agua caliente sanitaria para baños, cocinas o incluso para piscinas.

Si buscas ayuda con los proyectos y legalizaciones de instalaciones solares térmicas en instalacionestermicasmadrid.es ofrecemos este servicio. 

Aerotermicas

Las instalaciones térmicas por aerotermia son soluciones sostenibles, altamente rentables que permiten una reducción de hasta un 25% de la electricidad de un hogar. Puede extraer hasta un 75% de la energía atmosférica, presente en el aire alrededor de la instalación, sin limitaciones de suministro. 

La instalación requiere de una bomba de calor y algunos elementos adicionales, según el caso. 

Geotérmicas

Las instalaciones térmicas geotérmicas obtienen energía de la Tierra. Es un sistema eficiente y sostenible, de bajo muy bajo impacto medioambiental.

A través de un intercambiador enterrado captura la energía. También debe disponer de un depósito de agua para calefacción y un depósito de agua caliente sanitaria. Además, debe incluir una bomba de calor encargada de transferir el calor desde un foco frío a otro caliente, una tarea que realiza utilizando una muy pequeña cantidad de energía externa.

¿Circuito abierto o circuito cerrado?

Otra forma de clasificación es instalaciones térmicas como las solares, es según el tipo de circuito. Puede ser abierto o cerrado.

Instalaciones térmicas solares de circuito cerrado

Es el sistema más ventajoso para el usuario. También es el más fácil de instalar y mantener. El agua para su calentamiento no pasa por los colectores solares. Además, se utiliza un fluido anticongelante que contribuye a mejorar la eficiencia del sistema, ya que se calienta por radiación solar. Este pasa por los tubos del colector y por todo el circuito hidráulico. evitando congelación.

Instalaciones térmicas solares de circuito abierto

El circuito abierto está en desuso. En él, el agua de consumo pasa directamente por las placas solares o colectores. Por eso y por lo que tiene que ver con la higiene no es recomendable para proporcionar agua a la cocina o el baño, pero puede utilizarse para calentar piscinas de particulares.

Otra desventaja es que no es apta para ubicaciones donde se den bajas temperaturas gran parte del año, ya que a temperatura ambiental bajo cero deja de ser un sistema eficiente. Tampoco es recomendable para zonas en las que el agua tiene altos niveles de sales, ya que pueden crear incrustaciones que obstruyen y deterioran el sistema.